Archivo de la etiqueta: Comida taiwanesa

Lu Wei

El otro día, al terminar el trabajo, mi alumno D. me llevó a buscar unas clases de karate por Shalu, la pequeña ciudad en la que está mi universidad. No hubo suerte, así que nos fuimos a cenar al restaurante donde trabaja G., otra alumna de la clase de D. Es un restaurante de Lu Wei, una comida típica taiwanesa muy particular.

A la puerta del restaurante hay unos grandes mostradores repletos de comida muy variada: embutidos, carne seca, verduras, setas, nabo, tofu de diferentes clases, algas, huevos, tallarines… Aquí tenéis dos fotos de lo más gráficas:

DSCN0047

DSCN0048

Después de elegir todo lo que quieres comerte, lo pagas y ellos colocan la comida en unos cestillos metálicos y la sumergen en una cubeta agua hirviendo:

DSCN0049

Tras el aderezo con salsa de soja y un poco de wasabi -el famoso picante verde de rábano japonés- el resultado es esta maravilla:

DSCN0045

D. da rienda suelta a su entusiasmo y empuña sus palillos dispuesto a dar cuenta de su deliciosa bandeja de comida. Yo también, pero no salgo en la foto:

DSCN0046

No le gustan mucho las verduras, así que come tallarines, nabo y tofu. Todas buenas elecciones. Charlamos tranquilamente -es una maravilla ver cómo los alumnos van progresando y son capaces de expresarse mucho mejor de lo que uno pensaría en clase de gramática-. Le pregunto por qué G. no está trabajando, y me explica que ella tiene dos trabajos, uno en el restaurante, y otro en la tetería de enfrente. ¡Increíble! G. es una de las alumnas más aplicadas de clase. Siempre está contenta y saca muy buenas notas. Quiere ahorrar dinero para ir a España el próximo verano, así que además de asistir a clase y estudiar -en Taiwán los horarios de clase son bastante duros- trabaja en dos lugares. Qué tía.

Tras la cena -riquísima- vamos a la tetería, donde sorprendemos a G., que no se esperaba la visita:

DSCN0050

Su jefe -el tipo de rosa- le da una hora para cenar. Volvemos al restaurante de Lu Wei y la acompañamos mientras come. Yo, mientras, bebo un té verde con fruta de la pasión y mucho hielo que me ha hecho G. y me sabe a gloria.

Aquí estamos los tres en una sesión fotográfica de alta calidad. ¡Por cierto, se me olvidaba! G. es muy fan de Hello Kitty. En cuanto a los dos deditos hacia arriba -el gesto de la victoria que hizo famoso Winston Churchill- es prácticamente obligatorio en las fotos. Si supiera Winston en qué iba a acabar todo…

DSCN0052

DSCN0054

DSCN0055

Una noche estupenda. Pienso repetir Lu Wei en cuanto pueda.