Archivo de la etiqueta: Cosplay

Noche de Cosplay

¿Noche de qué? ¿Mande? Pues de Cosplay. Ya saben, esa costumbre juvenil, venida del japón, de disfrazarse como personajes de cómics, películas, videojuegos y demás. No se mucho sobre el tema, pero el otro día tuve la ocasión de experimentarlo junto con mi amigo y colega P.

Hace un par de semanas P. y yo nos acercamos al mercado nocturno, un lugar maravilloso donde se puede disfrutar de comistrajos fritos de todos los tipos, tiendas de ropa modernísima, y gente joven y guapa luciendo palmito a pie o en moto. P. me ha llevado a pasear por allí muchas veces, y espero que se convierta en una especie de costumbre, porque me lo paso fenomenal. El ambiente es propicio, pero es que además P. es muy divertido, y me río un montón con sus notas a pie de página de la vida nocturna taiwanesa. Aún encima, sabe un montón de un montón de cosas que me gustan, así que no paramos de hablar como dos cotorras.

Lo dicho. Allí que estábamos, de camino a una tienda de marcos para recoger un cuadrito, cuando pasamos al pie de las escaleras de un local que ya nos había llamado la atención con anterioridad. Esta vez un tío de más o menos mi edad nos inivitó, desde el piso de arriba, a que bebiéramos una cerveza con él y sus amigos. Hecho. Terminamos el recado y de regreso nos subimos al palomar aquel, que resultó ser una tienda de ropa cosplay con terracita y mesas para tomarse algo en la grata compañía de adolescentes disfrazados.

Qué puntazo de noche. En cuanto llegamos, todos los presentes nos hicieron un hueco y se esforzaron, sin perder la sonrisa, por comunicarse con nosotros –que de chino no tenemos ni papa– en su inglés de instituto. Tanto los chavales como el dueño, un japonés zumbado muy buena gente, fueron encantadores con nosotros. Bebimos –moderadamente, ojo– lo pasamos bien, nos hicimos un montón de fotos y nos fuimos de allí deshaciéndonos en alabanzas hacia los taiwaneses, que tan acogedores son y tan bien nos hacen sentir siempre.

Aquí os dejo algunas fotos, para que veáis que los raros allí éramos P. y yo., y que a pesar de no estar para nada en su onda, aquellos cosplayers adolescentes nos trataron como a dos amigos de toda la vida.

dsc_00501dsc_0051dsc_0053dsc_0054dsc_0067dsc_0068dsc_0076dsc_0081dsc_0098dsc_0104

Gracias a P. y a los cosplayers por una noche inolvidable. ¡Viva el Cosplay!